Novedad de MEYLE: Unidades de control del tiempo de incandescencia como kit para numerosos modelos, con las bujías de incandescencia incluidas

Novedad de MEYLE: Unidades de control del tiempo de incandescencia como kit para numerosos modelos, con las bujías de incandescencia incluidas

Wulf Gaertner Autoparts es el primero en ofrecer en el aftermarket 60 prácticos kits de reparación MEYLE para Mercedes Benz, VW, Citroën, Peugeot y Opel. Los nuevos kits contienen tanto la unidad de control como, según el caso, de tres a seis bujías de incandescencia, o sea, todo lo que se requiere para efectuar una reparación económica ahorrando tiempo.

La unidad de control se daña generalmente a causa de una bujía de incandescencia defectuosa, porque ésta genera un flujo de corriente excesivo que destruye la unidad de control. El defecto se manifiesta finalmente en un mal comportamiento del vehículo al arrancar y en un motor que no gira uniformemente. Además, los valores de los gases de escape pueden sobrepasar los límites de la norma. Los fabricantes de automóviles recomiendan que siempre se cambien las bujías de incandesencia al sustituir la unidad de control. Si un mecánico cambia solo la unidad de control, también ésta podría ser dañada por la bujía de incandescencia defectuosa.

Wulf Gaertner Autoparts ofrece por eso a partir de julio de 2015, como primer fabricante en el mercado de recambios, aproximadamente 60 prácticos kits de reparación MEYLE para unos 2000 modelos de automóviles. Los nuevos kits contienen la unidad de control y también las correspondientes tres a seis bujías de incandescencia según el modelo de vehículo de que se trate. El kit MEYLE contiene así todo lo que se necesita para efectuar una reparación económica ahorrando tiempo.

Las bujías de incandescencia son piezas sujetas a desgaste y deberían ser cambiadas siempre después de un recorrido de 80.000 a 120.000 kilómetros. En las bujías de incandescencia MEYLE se puede confiar siempre, también a bajas temperaturas y en tiempo de heladas: primero se ponen al rojo en la punta y luego reducen la intensidad de la corriente eléctrica. Esto permite al motor arrancar más rápidamente, protege la batería y asimismo el medio ambiente.

Ver enlace: meyle.com

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información